Teléfono (+56) 2-2696 7694

Noticias

FIDE » Noticias » Congreso de Educación Parvularia FIDE 2018

Congreso de Educación Parvularia FIDE 2018

Bases curriculares en un nuevo escenario para la certificación.

Con una extraordinaria concurrencia proveniente de diferentes regiones del país, se realizó el 22 y 23 de junio el Congreso de Educación Parvularia 2018, que nuevamente tuvo como sede el colegio Villa María Academy.

En el encuentro, en el que se abordaron “Bases curriculares en un nuevo escenario para la certificación”, se inscribieron colegios, jardines infantiles, escuelas de lenguaje y salas cunas de Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Vallenar, Coquimbo, Illapel, Valparaíso, Viña del Mar, Quillota, Quilpué, Llay Llay, San Miguel, Ñuñoa, Quilicura, Las Condes, La Cisterna, Colina, Santiago, Providencia, Barnechea, Vitacura, Maipú, Recoleta, La Pintana, Puente Alto, El Bosque, Macul, La Florida, Isla de Maipo, La Reina, San Bernardo, Talagante, Melipilla, Rancagua, Machalí, Coltauco, San Vicente de Tagua Tagua, Graneros, Quinta de Tilcoco, Santa Cruz, Padre de las Casas, San Javier, Talca, San Clemente, Curicó, Chillán, Los Ángeles, Chiguayante, Victoria, Temuco, Pitrufquén, Gorbea, Lautaro, Valdivia, Río Bueno, La Unión, Osorno, Puerto Varas, Cochamó, Ancud, Punta Arenas. En total más de 500 participantes.

La invitación inicial fue a unirse a FIDE, porque se requiere la fuerza de los números para representar mejor aún a la educación infantil ante el Estado, otras organizaciones gremiales y la sociedad. “Esta fuerza es la que nos da la entrada ante las autoridades del país para resolver los problemas que ustedes nos plantean y nos abre las puertas del parlamento para defender los legítimos intereses de la Educación Parvularia”, leyó el director de la Junta Nacional, Raúl  Villalón, al inicio del congreso.

Durante la inauguración estuvieron presente el Superintendente Nacional de Educación, Sebastián Izquierdo; Julia Sandes, coordinadora de la unidad de gestión curricular en representación de la Subsecretaria de Educación Parvularia; Felipe Zafe, asesor de la Superintendencia de Educación; Ximena Sanhueza, coordinadora del reconocimiento oficial de la división jurídica de la Subsecretaría de Educación Parvularia; Ana María Ramírez, directora de la Junta Nacional de FIDE y María Angélica Soruco, coordinadora de ciclo inicial del colegio Villa María Academy.

La primera ponencia estuvo a cargo de Julia Sandes, coordinadora de la unidad de gestión curricular y calidad del Ministerio de Educación, quien se refirió al tema: “Bases curriculares para la Educación Parvularia”, en el que explicó que éstas son la nueva hoja de ruta con la que se deben guiar los profesores que cuidan y educan a los más pequeños de la sociedad. Publicadas en febrero de este año, tienen por objetivo inculcar los principios de una educación que resguarde el aprecio por “la diversidad de las personas y sus formas de vida, tales como: singularidades fisonómicas, lingüísticas, religiosas, y de género, entre otras”. Un cambio que debe ser implementado por jardines infantiles y colegios que tienen a niños y niñas en el primer nivel educacional.

Estas nuevas bases serán exigibles para todos los establecimientos que cuenten con reconocimiento oficial del Estado o que quieran obtener esta certificación, a partir de 2019, aunque los establecimientos que lo deseen, ya pueden comenzar a implementarlo desde marzo de 2018 o hacerlo a partir de la publicación del decreto.

La expositora explicó que el texto que contiene las nuevas bases curriculares destaca elementos que responden a nuevos requerimientos y énfasis de formación para la primera infancia, principalmente la inclusión social, la diversidad, la interculturalidad, la formación ciudadana y el enfoque de género, cuyo objetivo apunta al respeto por la diversidad y la inclusión.

Dentro de los fines y propósitos de este nuevo marco para la educación parvularia se establece como prioritario “propiciar aprendizajes de calidad en las niñas y los niños que sean pertinentes y consideren las necesidades educativas especiales, las diversidades culturales, lingüísticas, de género, religiosas y sociales, junto a otros aspectos culturales significativos de ellos, sus familias y comunidades”.

Dentro de las diferencias con el marco normativo anterior que data de 2001, Sande explicó que se relevan algunos conocimientos y contenidos, así el juego, se expresa como fin y medio en sí mismo. También se integra el enfoque de derecho, el niño como una persona que tiene opinión. Otra cosa, es que se incorpora como nucleo la corporalidad y el movimiento, y la indagación: que el niño se explique el mundo a partir de su conocimiento.

Para finalizar la jornada del viernes, Jimena Sanhueza coordinadora del reconocimiento oficial de la división jurídica de la Subsecretaría de Educación Parvularia se refirió a “Reconocimiento oficial y autorización de funcionamiento”, un tema de primera importancia, puesto que representa una condición para la continuidad de los jardines infantiles, ya que sin este reconocimiento no podrán operar como tales.

En la oportunidad destacó que asistir a un centro de educación parvularia de calidad tiene efectos positivos, tanto en el desarrollo cognitivo como socioemocional de los niños, especialmente para aquellos que provienen de familias de mayor vulnerabilidad social. Por el contrario, la asistencia a centros de educación parvularia de baja calidad puede tener un efecto negativo, que es difícil de revertir.

Considerando lo anterior, la nueva institucionalidad de Educación Parvularia, exige a todos los centros educacionales que entreguen educación integral a niños desde su nacimiento hasta el ingreso a la educación básica, contar con una certificación del Ministerio de Educación para poder funcionar. En efecto, aquellos que reciban aportes del Estado deben contar con Reconocimiento Oficial, mientras que todos los demás, deben obtener Autorización de Funcionamiento. Con esto, el ministerio de Educación fortalece su rol rector y articulador en educación, elaborando las políticas públicas del área y otorgando la Autorización de Funcionamiento o Reconocimiento Oficial, según corresponda, a los establecimientos que imparten educación parvularia.

El sábado comenzó la jornada con la exposición “Aprendizaje Inteligente”, a cargo de Pablo Menichetti, escritor e ingeniero, autor de los libros “Aprendizaje Inteligente” y “Aprendizaje Inteligente y el educador del futuro”. Entrenador certificado en Programación Neurolinguística y Master – Trainer.

Durante su presentación explicó que el mundo cambió y que es una obligación adaptarnos a esta nueva generación de estudiantes. En su intervención, habló de las habilidades laborales que le exigirá el mundo del futuro a nuestros hijos, de la importancia que fijen objetivos y luchen por alcanzarlos, de los problemas de aprendizaje, y cómo es posible elevar su confianza y autoestima. “Cualquier estudiante puede lograr ser un alumno excelente”, recalcó.

La segunda charla de la mañana, “Nuevas Bases Curriculares, nuevos desafíos profesionales” estuvo a cargo de Mónica Manhey, académica del Departamento de Educación Parvularia de la Universidad de Chile, doctora en Educación por la Universidad de Granada y Magister en Educación Parvularia de la UMCE.

Luego le tocó el turno a Cristián Dockendorf, del Departamento Legal de FIDE, quién explicó en su exposición titulada, “Aspectos legales relevantes a considerar para una acertada toma de decisiones”, que este nuevo proceso de certificación necesita de una asesoría y orientación muy estrecha a las sostenedoras de jardines infantiles para la correcta toma de decisiones, de modo de no caer en ilegalidades que puedan retrasar el proceso o definitivamente no conseguirlo.

Para finalizar, la educadora de párvulos, Sonia Mora, licenciada en educación de la Universidad Austral, magíster en Educación de la Universidad Mayor y especialista en convivencia escolar y ciudadanía habló sobre “Recursos para favorecer la práctica de convivencia y ciudadanía con enfoque inclusivo en el nivel de Educación Parvularia”, charla que tuvo como objetivo abordar este tema como uno de los factores decisivos para mejorar la calidad de los aprendizajes en el espacio escolar.

Ver aquí las ponencias