Teléfono (+56) 2-2696 7694

Historia

FIDE » Historia

FIDE es una institución de derecho privado, que agrupa a directores de colegios particulares pagados y subvencionados científico-humanistas, técnico profesionales y escuelas especiales y rurales. Pertenecen a FIDE colegios católicos, laicos y de otras confesiones religiosas.

El organismo máximo de decisión en FIDE es la Junta Nacional, elegida por votación directa de los afiliados, la cual elige al presidente y a la Mesa Directiva. La Federación tiene en estos momentos 850 colegios afiliados, distribuidos a lo largo de todo el país, en las distintas regiones. Está dividida en FIDE Regionales, con directivas regionales elegidas por los afiliados de cada región.

La misión de FIDE es la defensa de la libertad de enseñanza y representa un referente de la Educación Particular, por lo que aboga para que sean particulares quienes abran colegios con distintos proyectos educativos, y para que los padres tengan el derecho de elegir la educación que quieren para sus hijos.

La Federación de Instituciones de Educación Particular, FIDE, fue fundada por el Cardenal Raúl Silva Henríquez en 1948.

Dicen nuestros anales que “El Ministro de Educación de esa época, Don Alejandro Ríos Valdivia, convocó a los directores de algunos de los colegios católicos y les manifestó lo importante que sería que se coordinaran para interactuar con el Ministerio. Esta invitación fue el impulso necesario para iniciar un proyecto de cierta envergadura. Inmediatamente se iniciaron las gestiones para crear una instancia como la que el Ministro sugería. Los primeros que se embarcaron en esta empresa educativa fueron los sacerdotes Jorge Gómez Ugarte, Manuel Mella rector del Instituto de Humanidades Luis Campino y Raúl Silva Henríquez (Primer Prsidente de FIDE). Los tres, elaboraron un proyecto de estatutos y se lo presentaron a Monseñor Augusto Salinas. El Sr. Obispo comprendió también que la finalidad de la nueva entidad no sería sólo la de ser interlocutor válido ante el gobierno, sino además, y fundamentalmente, la de aunar criterios y propiciar la potenciación mutua de los colegios católicos del país”.

Deseamos, como FIDE, seguir representando eficaz y eficientemente a los 850 sostenedores, rectores y directores de los colegios afiliados y continuar prestando servicios educacionales de excelencia junto a los 23.000 educadores que desarrollan su labor en nuestros establecimientos, a más de un millón de padres y apoderados y a los 540.000 alumnos de todas las clases sociales, en todos los niveles y en todas las modalidades de enseñanza y en los más diversos contextos geográficos: urbanos y rurales, a lo largo del país.